Cinta Pascual: “El envejecimiento digno es concebir que las personas son el centro del sistema”

Cinta Pascual, ponente del II Congreso Intersectorial de Envejecimiento y Dependencia del 27 y 28 de septiembre en Jaén, es la presidenta de CEAPs, el Círculo Empresarial de Atención a las Personas. También es presidenta de la Asociación Catalana de Recursos Asistenciales (ACRA) y presidenta de la Asociación de Mujeres Empresarias y Directivas (ADEDE). En 1995 creó L’Onada Serveis, una organización especializada en servicios a las personas. 

En esta entrevista explica la necesidad de escuchar y atender las necesidades de las personas mayores, los principales retos a los que se enfrentan los profesionales de la atención y los objetivos de CEAPs como representante de las empresas del sector de la dependencia.

 

-¿Por qué nace CEAPs? ¿Cómo representa CEAPs a las empresas del sector de la dependencia?

-El Círculo Empresarial de Atención a las Personas nace por la necesidad de un organismo que representase realmente a las personas, es decir, al empresario, al profesional y al usuario. Estamos presentes en nueve comunidades autónomas, incluyendo Madrid, Cataluña, País Vasco y Andalucía, y damos representatividad para empresas del sector fundamentales a nivel nacional.

Cuando creamos CEAPs, necesitábamos asociar el sector de la dependencia con la seriedad, la discreción y la máxima transparencia, que son valores irrenunciables que deben presidir la actuación de cualquier organización empresarial. Desde ahí hemos trabajado por un modelo que ponga a la persona en el centro del sistema, que defienda la colaboración público-privada, que dote a la dependencia de un presupuesto que se ajuste a las necesidades de nuestros mayores y con un IVA del 4% para todo el sector, algo que hemos logrado parcialmente y por lo que seguiremos luchando.

 

-Su ponencia gira en torno al envejecimiento digno como derecho de ciudadanía. ¿Nos podría explicar brevemente en qué consiste esta idea y cómo se aplica desde el CEAPs?

-La clave está en entender que las personas son el centro. Si realmente nos paramos a escuchar y atender lo que quieren, podremos analizar la situación y comprobar en qué estamos fallando. Precisamente, cada vez son más las personas mayores de 85 años que, a pesar de estar en situación de dependencia, no desean vivir en una residencia. Por lo tanto, se detecta un paradigma con relación a nuestros servicios, los cuales deben de ser minuciosamente revisados.

Nuestro gran reto es trabajar al unísono para poder ofrecer plataformas de servicios que proporcionen una respuesta a estos deseos y necesidades que no dejan de ser un derecho de las personas. Teniendo en cuenta el crecimiento que registrará la población mayor de 85 años, no hay opción: hay que poner en el punto de mira a las personas mayores y no al sistema.

 

-Como presidenta del Círculo Empresarial de Atención a las Personas, ¿qué tipo de políticas sociales o medidas de carácter general propone para contribuir al envejecimiento digno al que hace referencia en su conferencia?

-Lo primero que hay que decir es que para que nuestro cometido tenga sentido, debemos dejar de hablar de Atención Centrada en la Persona solo en los centros residenciales y hablar de Atención Centrada en la Persona en general, en todos los ámbitos.

Creo que no tiene ningún sentido debatir entre entidades y profesionales del sector solo para tomar decisiones que afectan a terceros sin tenerlos realmente en cuenta y dejándolos fuera del foco de atención.

Por mi parte, el método que debemos seguir está bien claro: primero escuchar y luego actuar. Una vez hayamos detectado estos indicadores podremos debatir sobre las medidas que se deben emprender, los posibles aspectos legales o las acciones que se pueden modificar o desarrollar.

En otras palabras, se trata de confeccionar “trajes a medida” para cada persona y sus familiares. Por ello, el gran debate se origina en cómo la coordinación público-privada se debe poner de acuerdo para impulsar unas respuestas eficaces para cada persona.

 

Boots Solid Mid Zipper Heels Red Kitten AmoonyFashion Top Pu Womens -¿Podría explicarnos qué otro tipo de proyectos o iniciativas ha puesto en marcha o baraja de cara al futuro el organismo que preside con el fin de contribuir al envejecimiento digno al que apela?  

-Uno de los fundamentos de CEAPs es el de ejercer como interlocutor entre la administración pública y la privada. Algo fundamental para el desarrollo de las políticas, las cuales deben diseñarse por los profesionales y las instituciones implicadas con el fin de adelantarnos a las necesidades de las personas mayores.

Además, el Círculo nació también para realizar un trabajo en equipo en la puesta en marcha de un proceso de coworking para crear nuevas plataformas de servicios que se adapten de manera eficaz, fácil y transversal al conjunto de necesidades. De este proceso colaborativo surgen nuevos puntos de partida muy enriquecedores en la atención a las personas, ya que las políticas de cada región y de cada empresa nos invitan a reflexionar y a mejorar día a día.

Otro de nuestros retos actuales es la incorporación del uso de las nuevas tecnologías de la información y la comunicación con el fin de disminuir el riesgo a error y posibilitar una mayor garantía de bienestar en el servicio que se ofrece. Al integrar estos sistemas damos lugar a una interactividad muy necesaria entre las personas involucradas en la comunidad específica (profesionales del sector, familiares y usuarios), un hecho que permite generar soluciones más rápidas, prácticas y de mayor calidad.

Otro de los retos fundamentales es que la Ley de Dependencia cuente con los fondos adecuados y que vayan dirigidos a la atención profesional. Su creación fue un verdadero logro, pero su falta de dotación presupuestaria ha lastrado su aplicación.

Poner énfasis en mejorar los cuidados profesionales, que también son los que responden a las familias, significa apostar por la calidad de vida. Ese es otro de nuestros grandes retos en los que estamos trabajando.

 

-¿Qué le parece la celebración de este II Congreso de Envejecimiento y Dependencia en Jaén? ¿Cree que existe suficiente sensibilización en España con esta realidad que afecta a tantas personas? Tamaris 1 1 Suede borage Antelope Tamaris Womens 22320 Womens 20 wXId1qX

-La organización de este Congreso en un entorno como el de Jaén es propicia para la reflexión ya que la provincia es un ejemplo de las realidades más acuciantes del siglo XXI. Tenemos una capital que cuenta con recursos médicos y asistenciales necesarios y también un mundo rural con núcleos dispersos, baja densidad poblacional y edad muy avanzada. Es en este entorno donde se muestran los retos: personas que desean vivir en su entorno y compartir su cotidianidad con los vecinos pero, a su vez, necesitan recursos asistenciales. Aquí comienza el trabajo de escuchar a la persona y adaptarnos a lo que desee, como la coordinación socio-sanitaria, la atención domiciliaria o la adaptación del hogar. Por tanto, Jaén es un buen punto de partida para la reflexión común.

También esperamos que este Congreso sirva para seguir avanzando en sensibilización. La sociedad, como a otros grandes males, mantiene en un rincón a las personas mayores -en especial a las de edad muy avanzada que ya requieren recursos-, así como a los profesionales que vivimos por y para ellas. Algo que no se comprende cuando desde el punto de vista económico, social y cultural son los que sostienen, de un modo y otro, el actual sistema.

Por todo esto, nosotros somos su voz y tenemos que lograr que lo que dicen día a día llegue lo más alto posible para cambiar las políticas y los modelos de atención que sean necesarios.

Formal Prangley Limit Tan Up Clarks Clarks Limit Mens Lace Tan Shoes Up Prangley Mens Shoes Formal Lace Cx1SwnqAT

Shoes FSJ Heels Mary Slip Stiletto Toe On 4 Fuchsia Size Sandals Cute Mules Pointed Pumps US Women Jane 15 ggxvqrpwzO

Mariano Sánchez, profesor en el Departamento de Sociología de la Universidad de Granada —donde dirige la Cátedra Macrosad de Estudios Intergeneracionales— e investigador internacional asociado al Center for Healthing Ageing de la Penn State University (EEUU), será uno de los ponentes del Congreso Intersectorial de Envejecimiento y Dependencia, que se celebra los días 27 y 28 de septiembre en Jaén.

En la siguiente entrevista explica en qué consiste la intergeneracionalidad y por qué es importante para la sociedad, además de exponer ejemplos, tanto a nivel nacional como internacional, sobre cómo la interacción entre personas de diferentes edades beneficia a la sociedad en su conjunto.

 

-¿En qué consiste exactamente la intergeneracionalidad y qué efectos tiene en la sociedad?

-Intergeneracionalidad es un término que se refiere a la relación entre distintas generaciones. Lo que sucede es que hay dos formas de entender tal relación: una, sin conciencia alguna de las posiciones generacionales implicadas, y otra, cayendo en la cuenta de esas posiciones y de las diferencias y similitudes entre las generaciones. Esta última forma tiene mucho más interés para mí.

En cuanto a los efectos que provoca diría que, ante todo, la intergeneracionalidad es una causa de la sociedad. Dicho de otro modo, para que una sociedad exista se necesita, entre otras cosas, una conexión entre las sucesivas generaciones. No en vano, nuestro concepto de familia se apoya en la solidaridad intergeneracional: las personas adultas cuidamos y criamos a nuestros hijos e hijas. Sin esa relación, la sociedad se extinguiría.

 

-¿Qué dificultades encuentran las distintas generaciones para integrarse e interactuar?

-Dependiendo de qué tipo de generaciones estemos hablando y de si pensamos en un ámbito familiar o extrafamiliar, las dificultades son distintas. Pongamos dos ejemplos. En una familia en la que una hija de 20 años se encuentre viviendo en el extranjero, las dificultades pueden ser meramente instrumentales (por ejemplo, la coordinación de los tiempos para interactuar, el acceso a medios de comunicación adecuados, etc.). Ahora bien, si pensamos en un niño de 9 años y en una persona mayor que no sea de su familia y que viva en un centro residencial para personas mayores, las dificultades pueden ser más estructurales (por ejemplo, la misma imposibilidad de encontrarse o de ponerse en contacto, o la falta de referentes y hasta de lenguajes comunes que permitan la interacción). En general, yo diría que en el espacio familiar suele existir un hábito de interacción, pero fuera de la familia lo que sucede es que muchas personas ni siquiera han tenido la oportunidad de adquirir tal hábito dada la fuerte segregación por edades y generaciones que nos rodea.

 

-¿Qué evidencias científicas existen sobre los beneficios de la intergeneracionalidad?

-Existen evidencias producto de la investigación, pero hay que reconocer que son menos de las que nos gustaría disponer. Por ejemplo, sabemos que el buen contacto intergeneracional mejora las actitudes que las generaciones más jóvenes tienen hacia las personas mayores, disminuye los estereotipos negativos asociados con la edad y también el sentimiento de cierta ansiedad que a algunas personas les produce su propio envejecer. Esto último es muy relevante, porque si una persona mayor posee una percepción positiva y no estereotipada de su envejecimiento, su esperanza de vida puede alargarse. También sabemos que personas jóvenes que han participado en buenos proyectos intergeneracionales han aumentado su autoestima y la confianza en sí mismas y han aprendido nuevas destrezas al poder acceder al conocimiento de personas más experimentadas. Allí donde existen oportunidades para mantener buenas relaciones intergeneracionales se logra crear capital social, confianza, apoyo mutuo y mayores conexiones, lo que permite contar con comunidades y sociedades más cohesionadas, menos fragmentadas.

 

-¿Qué medidas se deberían tomar desde las instituciones públicas para incentivar la intergeneracionalidad?

-La primera está clara: fomentar oportunidades para que quien lo desee pueda entrar en contacto con personas de otras generaciones. Pero estas deben estar bien diseñadas y ejecutadas; no vale cualquier cosa. Las relaciones entre generaciones, como todas las relaciones, pueden conllevar conflictos, desentendimientos e incluso enfrentamientos abiertos.

La segunda medida sería poner encima de la mesa la necesidad de hacer frente a la discriminación por razón de edad y a las percepciones intergeneracionales negativas que nos rodean. En 2018, en España aún hay un 38% de personas de 65 años o más que creen que a los jóvenes no les interesan las personas mayores, a las que tratan con indiferencia. En 2008 ese porcentaje era del 37%. Parece que en una década no hemos avanzado mucho en la mejora de esas percepciones.

 

-La Universidad de Granada ha creado junto a Macrosad una Cátedra pionera en España sobre Estudios Intergeneracionales. ¿Cómo surgió y en qué consiste esta Cátedra?

-Esta iniciativa tiene como origen la decisión de Macrosad de apostar, en su plan estratégico, por la intergeneracionalidad como dimensión transversal. Cuando en la Universidad de Granada nos enteramos de esta original apuesta contactamos con esta cooperativa, nos pusimos manos a la obra para buscar un modo de colaborar y la Cátedra de Estudios Intergeneracionales ha sido el resultado. Consiste en una plataforma para la permanente transferencia de conocimiento entre los Estudios Intergeneracionales, por un lado, y la práctica de la intergeneracionalidad, por otro, para contribuir al progreso socioeconómico y al bienestar de personas y comunidades. Para ello, investigaremos, formaremos, divulgaremos conocimiento y trataremos de lanzar iniciativas que posibiliten el crecimiento de las relaciones intergeneracionales en Andalucía, España y más allá.

 

-En el ámbito internacional, ¿qué iniciativas intergeneracionales le parecen más destacables?

-Por suerte, contamos cada vez con más y mejores iniciativas. Por ejemplo, hace unas semanas visité la Universidad Lasell, en Massachusetts (EE.UU.). Esta institución es conocida porque en el año 2000 inauguró, dentro del propio campus, un espacio residencial y de cuidados para personas mayores donde más de 200 de estas personas tienen acceso a la interacción diaria con jóvenes universitarios. Me parece una idea brillante para potenciar la intergeneracionalidad de la mano de la educación superior. Otro ejemplo: el gobierno de Escocia ha decidido financiar también un campus intergeneracional, pero en este caso combinando las etapas de educación infantil, primaria y secundaria con oportunidades para la educación permanente de adultos. Gracias a esta decisión se han podido renovar varias escuelas y reagruparlas para que los estudiantes puedan crecer en un entorno con presencia de más generaciones.

Como digo, los ejemplos son muchos: proyectos de mentorización, centros cívicos, uso de distintas modalidades artísticas para potenciar el desarrollo intergeneracional comunitario, proyectos de alojamiento intergeneracional… En España también estamos avanzando a muy buen ritmo. De hecho, en septiembre de 2018 abren sus puertas en nuestro país tres centros intergeneracionales, siendo uno de ellos el que Macrosad ha construido en la localidad granadina de Albolote.